ACCEDÉ o REGISTRATE

Down

Atracciones: Intensidad, Oscuridad y Miedo

Junto a limitaciones objetivas como la altura para lograr ingresar a montañas rusas, existen otras limitaciones menos visibles en el momento de decidir cuál atracción es apta para ser disfrutada por un niño pequeño.

La intensidad de una atracción se construye con una sumatoria de capas como movimientos bruscos, oscuridad o ambiente. En esta sección las herramientas para distinguir y evitar el riesgo de que el niño la pase mal.

PANORAMA

Una de las preocupaciones instintivas principales de las mamás y los papás cuando organizan su viaje a Disney World y Orlando es la posibilidad de sus niños se asusten demasiado con alguna atracción de los parques.

El instinto funciona bien: en muchas ocasiones una mala decisión puede, literalmente, afectar de manera importante el resto del viaje:

Los niños que se asustan mucho con una atracción se colocan automáticamente a la defensiva y empiezan a dudar de ingresar a cualquier otra experiencia. Recuerdan que no la pasaron bien y no quieren repetir esa sensación. Esto puede empezar a afectar a papá y mamá quienes comienzan a sentir frustración y la situación va incrementándose negativamente como una bola de nieve.

En la sección «Limitación de Altura» repasamos los límites objetivos para experimentar algunas atracciones, si no llegan a la altura, no pueden subir.  Aquí nos ocuparemos de límites subjetivos: aún si pudieran subir porque tienen la altura querrán evitar atracciones que resulten demasiado intensas para los más pequeños.

EL OBJETIVO

Si repasan la sección “Desde Qué Edad Viajar A Disney” en Viajeromagico.com tomamos una posición bastante arriesgada y afirmamos que desde el primer año de vida de su hijo una familia puede disfrutar perfectamente de sus vacaciones en Disney World y Orlando.

¿Cómo compatibilizar aquel consejo con la habitual situación negativa narrada en la introducción?

Si siguen repasan los consejos de otra sección: «Reglas Básicas» para viajar con chicos, verán que una de esas reglas es evitar atracciones potencialmente atemorizantes.

Esta es la herramienta para lograr el objetivo.

Avanzaremos hacia un análisis más profundo sobre cada una de las atracciones potencialmente atemorizantes para que mamá y papá puedan determinar el costo/beneficio de elegir experimentarlas con sus hijos pequeños y así evitar sin problemas el riesgo de miedo prolongado a partir de una mala experiencia.

Si la limitación de altura se apoya en la seguridad física, en esta sección nos enfocamos en la emoción de los niños. Que no la pasen mal, básicamente.

Dos aclaraciones finales:

  1. Las atracciones intensas no son mayoría entre las incontables experiencias que Walt Disney World, Universal y Orlando tienen en su menú. Aún si quisieran directamente evitarlas a todas, las restantes atracciones, las actividades como autógrafos y fotos con personajes, el paseo por los parques, los desfiles, los shows, las compras, las comidas en diferentes restaurantes, etc. los tendrán ocupados desde el primer minuto hasta el último. Quitar parte o todo de estas atracciones en modo alguno provoca un «vacío» en el viaje.
  2. Sin perjuicio de lo anterior, las vacaciones deben ser disfrutadas por todos. Que el chico no ingrese a las atracciones no implica en modo alguno que sus papis o hermanos mayores no puedan hacerlo: un poco de planificación adicional y la ayuda del Baby Swap o Rider Switch pass posibilitarán que no se pierdan nada de lo mejor en cada parque.

EL PERFIL DEL NIÑO

Más abajo verán dos cuadros que coronan esta sección, uno correspondiente a atracciones de los parques de Disney World y otro correspondiente a atracciones de los parques Universal.

El dato final de esos cuadros es un consejo que damos desde aquí. A partir de un código de colores sugerimos que el niño no suba a esa atracción o al menos que analicen cuidadosamente si será provechoso que lo haga.

Pero nosotros no conocemos cómo es el niño en concreto.

Para poder usar esas tablas y sus consejos correctamente deberán definir el perfil del niño y su tendencia a asustarse o pasarla mal si la intensidad de la experiencia es elevada.

En otras palabras, los consejos son para un perfil de niño en abstracto. Deberán completar la tarea de encuadrar al niño que viaja con ustedes en alguno de esos perfiles para poder recibir el consejo adecuado.

Para armar los perfiles nos apoyaremos en la edad y el carácter:

Atracciones y miedo en Disney

La edad está utilizada en el cuadro como un indicativo de madurez.

Si bien la mayoría de los niños de 6 años tienen la madurez de un niño de 6 años, muchos otros niños de 6 se comportan como si tuvieran 7 u 8 o a la inversa como si tuvieran 5. Lo que importa, para ubicarse en el cuadro, no es la fecha de nacimiento sino la madurez del niño.

En cuanto al carácter, nadie mejor que un padre para saber si su hijo es generalmente asustadizo o miedoso, si es temerario o valiente o si se ubica en el medio de ambos extremos.

Ubiquen a sus hijos en el cuadro anterior según columna y fila y tomen nota de “el color” que le corresponde a cada uno. Por ejemplo, si el chiquito tiene una madurez de 5 años y consideran que su carácter es «valiente», le tocaría el color rojo, si fuera asustadizo, el amarillo.

LOS CUADROS DEL MIEDO

Sobre cada atracción listada en el cuadro encontrarán la siguiente información: a qué parque pertenece, si tiene o no escenas o momentos de total oscuridad, si tiene o no escenas o momentos que puedan causar miedo, si tiene o no movimientos bruscos.

Otra columna especifica si existe o no limitación de altura, este elemento aporta una condición objetiva que debe cumplirse para poder experimentar la atracción. Si el niño mide menos que esa altura, pueden dejar de analizar ya que no se le va a permitir el ingreso.

La penúltima columna de esos cuadros se ocupa de la intensidad y viene a ser un promedio subjetivo de la atracción en todas sus características.

Finalmente, la columna “Evite” es un consejo que damos desde aquí. En esencia sugerimos que el niño no suba a esa atracción o al menos que analicen cuidadosamente si será provechoso que lo haga.

Determinado el color para cada uno de los chicos conforme vimos arriba, podrán utilizar los cuadros de abajo al compararlo con el color que se muestra en la  en la columna “Evite”: si es más intenso que el que corresponde a su hijo (de menos a más intenso: amarillo, naranja, rojo), evite esa atracción y retírela del recorrido o intégrenla sólo para el resto del grupo con ayuda del Baby Swap.

Es decir, los que están en un cuadrante amarillo, deberían descartar todas las atracciones con rojo o naranja. Los que están en un cuadrante naranja, deberían evitar las atracciones de color rojo.

Si la atracción tiene el mismo color que el asignado al niño, deberán evaluar un poco más: analizar la crítica completa de esa atracción particular revisando la sub-sección de atracciones del parque donde esté ubicada, concluir si vale la pena tomar el riesgo, dialogar con el niño para explicarle de qué se trata y preguntarle si se anima a intentarlo, etc..

Luego de ese trabajo adicional, decidirán si incorporan o no la atracción al recorrido para que el niño también la disfrute o si el pequeño lo dejará para otra visita en años venideros.

Los niños que se ubiquen en el cuadrante rojo no descartan a priori ninguna atracción y deberán analizar todas las de ese color, pudiendo entrar sin problemas a las de colores menos intensos.

Verán que unas pocas atracciones tienen el color verde: esto quiere decir que no traen problemas en general para ningún chico, sin embargo están listadas para consignar que tienen momentos de oscuridad, miedo o movimiento.

El que sigue es el cuadro que muestra el panorama en los parques de Disney:

Intensidad de Atracciones Disney

Referencias: MK: Magic Kingdom – EP: Epcot – DHS: Hollywood Studios – AK: Animal Kingdom-TL: Typhoon Lagoon -BB:Blizzard Beach

Algunas consideraciones adicionales:

Magic Kingdom tiene varias atracciones en el cuadro, sin embargo sólo 2 son rojas.

Haunted Mansion y Pirates of the Caribbean merecen una aclaración: ambas son mucho menos atemorizantes de lo que se pudiera suponer. Sí: hay fantasmas y piratas pero enfocados casi exclusivamente desde la comedia y no desde el terror. Igualmente las colocamos con intensidad media por la temática que abordan y zonas oscuras. Ante la duda, prueben.

El cuadro que sigue es el que muestra el panorama en los Parques Universal

Intensidad de atracciones en Universal Orlando

Referencias: US: Universal Studios – IOA: Islands of Adventure-VB: Volcano Bay

HERRAMIENTAS

Ir con chicos chiquitos amerita este tipo de planificación adicional pero en modo alguno implica que deban perder si o si las atracciones intensas.

Establecida una atracción que no será parte del menú de experiencias para los más pequeños pero sí para los adultos, una serie de opciones se abren.

A veces, algún adulto tampoco es muy proclive a experiencias intensas. En esos casos, dividir el grupo es una excelente herramienta.

Por ejemplo:

Mamá puede visitar junto a la niña a una princesa mientras papá y el hermano mayor van a Space Mountain en Magic Kingdom

Mamá con papá quieren disfrutar juntos de la Torre del Terror mientras los niños disfrutan junto a los abuelos mirando el show Disney Jr.

Papá es tan asustadizo como el pequeño y juntos visitan a Mickey y Minnie en Adventures Outpost mientras mamá grita en Expedition Everest.

Todas estas opciones pueden hacerse incluso con Fast Pass divididos.

La otra hipótesis es que todos menos el niño quieran subir y allí entra en escena el Baby Swap o Child Swap, herramienta presente tanto en Disney como en Universal y que funciona perfectamente para solucionar esa aparente dificultad. Viajeromagico.com tiene una sección completa dedicada al “Baby Swap”.

En todos los casos las vacaciones serán mágicas si no fuerzan la marcha ni se obstinan en que los niños vivan lo que aún no están preparados para experimentar.

    TIPS / DATOS MÁGICOS

FACTOR X: Explosiones

Los shows de Happily Ever After (Magic Kingdom) e Illuminations (Epcot), Fantasmic! (Hollywood Studios) y Rivers of Light (Animal Kingdom) no están listados y, en general, no traen problemas con los niños.

Sin embargo, si sus chicos son temerosos de los fuegos artificiales en general o de grandes estruendos a cielo abierto, quizá sea buena idea prepararlos unos minutos antes del inicio.

Siempre es buena idea ubicarse cerca de la salida si el show es en un teatro como Fantasmic! o Rivers of Light o a pasos de una tienda de merchandaising si es al exterior (por ejemplo las ubicadas en Main Street en el caso de Happily Ever After o la que se encuentra en la zona de la plaza seca que une Future World y World Showcase en Epcot en el caso de Illuminations) para que papá o mamá puedan salir del show o ingresar a un espacio bajo techo durante los fuegos si las cosas se ponen complicadas con el niño.

 

ViajeroMagico.com